lunes, 9 de julio de 2018


La FSM contra el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva



La FSM expresa su rechazo ante el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC)

Atenas, Grecia – el 8 de julio 2018

La Federación Sindical Mundial (FSM) en representación de más de 92 millones de trabajadores y trabajadoras en cada rincón del mundo, rechaza firme y enérgicamente el IV Acuerdo para el Empleo y la Negociación Colectiva (AENC) que fue firmado el pasado día 25 de junio entre la patronal y los sindicatos amarillos del Estado español. Inmediatamente, los medios de comunicación y el gobierno burgués aplaudieron y bendijeron este acuerdo, presentándolo como un avance social de “profundo calado”. Además, los enemigos de la clase obrera no dudaron en afirmar que dicho Acuerdo “garantizará la paz social en las relaciones laborales”. Asimismo, este Pacto Social regala a la patronal su histórica reivindicación de hacer depender los salarios de la productividad y el absentismo, alineándose completamente con las directrices de la Unión Europea.

En este sentido, tal como pasa en toda Europa, al igual en el ámbito del Estado español, los trabajadores y trabajadoras siguen perdiendo logros históricos, adquiridos con la propia sangre y sacrificios de nuestra clase. Al mismo tiempo, los capitalistas y las transnacionales siguen maximizando sus ganancias, acumulando riquezas en sus arcas.

Además, no se pueden esconder ahora, más que nunca, las responsabilidades históricas de los sindicatos amarillos que sembraron la cultura de la colaboración de clases y de las mesas redondas, convirtiendo la expresión “lucha de clases” en palabra prohibida.

En este sentido, la gran familia de clase de la FSM hace un llamamiento a todos sus afiliados del Estado español a seguir luchando contra las recetas de los patrones y sus lacayos, reivindicando la satisfacción de las necesidades contemporáneas de nuestra clase. Además, convocamos a todos nuestros afiliados a solidarizarse con nuestros hermanos y hermanas del Estado español y reiterar su solidaridad internacionalista y de clase. La FSM seguirá dando respaldo a cada justa reivindicación de los sindicatos de clase por un mundo nuevo, sin explotación del hombre por el hombre.

El Secretariado

Leer el resto del artículo

jueves, 14 de junio de 2018


Del Empleo Comunitario al PER, un retroceso catastrófico


El Empleo Comunitario fue un sistema de empleo social implantado en 1971 con el objetivo de evitar o amortiguar las protestas sociales de los jornaleros en Extremadura y Andalucía. Existía una situación de precariedad en este sector social, debido a la incipiente destrucción de cultivos sociales que generaban un alto nivel de desempleo y a los salarios miserables en el campo.

Este sistema de trabajo social estaba gestionado por los ayuntamientos y destinado a la realización de obras públicas. El Estado suministraba los materiales de obra y los jornaleros tenían derecho a trabajar durante 16 días mensuales, pudiendo trabajar durante los restantes 14 días por su cuenta en otros lugares.

La remuneración se fijaba por el correspondiente convenio provincial del campo. Extrapolándolo a la actualidad, un jornalero tenia garantizado unos ingresos mínimos de 617 euros (convenio del campo de Extremadura) o de 698 euros según el convenio del campo de  Córdoba.

Por otra parte, los trabajadores percibían también el beneficio adicional del resultado de las obras. Durante el tiempo que duró este sistema los pueblos de Extremadura y Andalucía experimentaron una transformación radical. Se pavimentaron las calles, se construyeron piscinas y complejos deportivos, se hicieron parques, se mejoró el alumbrado público, se extendió y mejoró el alcantarillado, etc.

Todo esto eran “resultados colaterales” para los gobiernos de la época, el objetivo principal era evitar revueltas sociales en el campo en un momento histórico de debilidad del régimen burgués. De hecho, los años 70 fueron donde se alcanzaron las mayores cotas de derechos sociales y laborales para los trabajadores, que tendrían su culminación en la Ley de Relaciones Laborales de 1976, donde, por ejemplo, se establecía la causalidad en el despido y la potestad del trabajador de ser readmitido en caso de despido improcedente. La indemnización por despido era de 60 días por un máximo de 60 mensualidades.

Sin embargo, este objetivo no solo no se cumplió si no que, al estar los trabajadores concentrados en tajos, facilitó su organización y conciencia de clase. En los años 70 y 80 se produjeron movilizaciones y una organización de los jornaleros sin precedentes.

En los últimos años de la década de los 70 y los años 80 del siglo pasado se procede a la reforma de un régimen debilitado y se afronta la creciente conciencia de clase y la progresiva organización de los trabajadores. El objetivo de esta reforma es garantizar la continuidad en el poder de la oligarquía y hacer su dictadura más eficaz, aumentando significativamente los niveles de explotación de la clase trabajadora. Nunca llegaron a imaginar hasta qué punto tendrían éxito.

En el campo surge la necesidad para el régimen de establecer un sistema que produzca los efectos contrarios al Empleo Comunitario. Y así surge el llamado PER (Plan de Empleo Rural), que sigue vigente aunque con otras siglas (AEPSA).

Este sistema consiste en un subsidio de desempleo durante seis meses con una remuneración del 75% del SMI (426 €). Se exigen una cantidad de peonadas cotizadas para acceder a este subsidio, en la actualidad son 20 por año.

El sistema se implantó en 1984 por el gobierno “socialista”. Se produjeron enormes movilizaciones en todo el territorio de Extremadura y Andalucía para impedir el cambio. Ocupaciones de fincas, cortes de carreteras, marchas, manifestaciones, etc., pero los llamados “sindicatos” oficiales terminaron por traicionar y vender a los jornaleros, aceptando el nuevo sistema. El nuevo Estatuto de los Trabajadores, aprobado en 1984, establecía  las subvenciones a los sindicatos mayoritarios, es decir, su adquisición por parte del Régimen.

En 1987 también se produjo una gran movilización de trabajadores agrarios solicitando la eliminación de las peonadas necesarias para acceder al subsidio y que culminó con una masiva marcha por Madrid, donde recibieron el apoyo entusiasta del pueblo trabajador de Madrid. Pero, una vez más, los burócratas corruptos de los sindicatos oficiales traicionaron y vendieron a los trabajadores. Aceptaron que el sistema siguiera tal cual.

Este sistema de subsidio agrario (PER o AEPSA), además de empeorar significativamente el nivel de vida de los trabajadores agrícolas, es un sistema corrupto y corruptor. En primer lugar, no significa lo mismo en cuanto a adquisición de conciencia de clase cobrar un subsidio que realizar un trabajo por el que eres remunerado. Pero es que la obligación de justificar las 20 es un arma en manos del terrateniente que chantajea al jornalero, que en muchos casos tiene que pagar su coste en cuanto a cotización a la seguridad social. Las peonadas se terminan comprando, dándose el caso paradójico de que un jornalero real no pueda conseguirlas, por negativa del terrateniente y por lo tanto no pueda acceder al subsidio y que por el contrario alguien que jamás haya trabajado en el campo (ni en ningún otro sitio) sí perciba ese subsidio porque ha comprado las peonadas o porque tenga familiares o amigos agricultores.

El cambio de sistema también acarreó otras consecuencias nefastas para los trabajadores del campo. Su conciencia de clase se desplomó y su capacidad de organización prácticamente desapareció. Las organizaciones sindicales que encabezaron las luchas jornaleras sufrieron una mutación drástica. CC.OO. del campo prácticamente desapareció y sus restos se asimilaron a la naturaleza corrupta y de servicio al Capital del conjunto de la organización. El SOC se convirtió en un una organización de tipo político, con un falso nacionalismo pequeño-burgués como bandera, que utiliza como justificación para rechazar la unidad con el resto de la Clase Obrera bajo la jurisdicción del Estado español (sindicalismo de clase).

Los derechos sociales y las condiciones de vida de los trabajadores del campo y del resto de trabajadores siguen empeorando día a día porque a la degradación y corrupción irreversible de los llamados “sindicatos” de Régimen se suma la incapacidad de unión y organización de los trabajadores del Estado español para defender sus intereses comunes. No existe actualmente una alternativa real de Sindicalismo de Clase que potencialmente organice y una a todos los trabajadores frente al aparato del Estado de la burguesía. La realidad sindical supuestamente alternativa está plagada de corporativismo, nacionalismo y una miríada de siglas de mas o menos pequeñas organizaciones cuya función es poco más que la de una asesoría jurídica.

Si los trabajadores no nos unimos y organizamos a nivel del Estado para dar la batalla al enemigo de clase y defender nuestros derechos comunes como trabajadores, seguiremos perdiendo derechos y nuestras condiciones de vida seguirán empeorando como lo han hecho hasta ahora.

De esto no solo serán culpables la burocracia corrupta de los “sindicatos” del Régimen. También serán responsables todos aquellos que por distintos motivos no saben o no quieren construir la unidad de los trabajadores. 

José Luis Gómez (CSU-Extremadura)
Leer el resto del artículo

martes, 12 de junio de 2018


Con los trabajadores del Metal de la Bahía de Cádiz



La FSC en solidaridad con los trabajadores y las trabajadoras del Metal de la Bahía de Cádiz

La Federación Sindical de Clase, sindicato español afiliado a la Federación Sindical Mundial, se solidariza y llama a la Clase Obrera y a los sectores populares a solidarizase con los trabajadores y las trabajadoras del metal de Cádiz, manifestando su apoyo a su justa lucha y a la huelga general convocada para el día 13 de este mes por la Confluencia Sindical de la Bahía de Cádiz en  respuesta a las condiciones laborales a las que están siendo sometidos.

Hace escasas semanas esta precariedad se cobró la vida de dos trabajadores, es el momento de decir basta, para que no se repitan estos hechos que podrían haberse evitado con una adecuada integración de la actividad preventiva en todos los niveles de la actividad.

Aplaudimos la valentía de la CPM, de las organizaciones convocantes y de quienes apoyan la convocatoria, por llevar a la práctica y el cumplimiento los acuerdos tomados por la amplia mayoría de los trabaajdores del sector, en las diferentes asambleas convocadas tras el fatídico acontecimiento.

Repudiamos el papel del sindcialismo amarillo que se postula como defensor de los intereses de la explotación capitalista. 

Por todo ello, la Federación Sindical de Clase se suma a los apoyos que esta convocatoria está recabando y llama a la participación en esta jornada de lucha y reivindicación.

¡Mañana todo el Metal a la Huelga!  

A las 18:30 a la Manifestación desde Navantia Puerto Real

¡Con la patronal o con la Clase Obrera, no hay otra manera!

A 12 de junio de 2018                              

El Comité Federal



Leer el resto del artículo

miércoles, 9 de mayo de 2018


¡VIVA LA EPOPEYA DEL 9 DE MAYO!


FSM

El 9 de mayo de 1945, en el Berlín ocupado por el Ejército Rojo, los nazis firmaron su rendición a la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas, poniendo fin a la Segunda Guerra Mundial o la “Gran Guerra Patria”.

El 22 de junio de 1941, los nazis invadieron las fronteras soviéticas y llegaron a las puertas de Moscú movilizando a unos 4,5 millones de soldados con el apoyo de 600,000 vehículos, 750,000 caballos y aproximadamente 2,700 aviones (más de la mitad de la fuerza aérea alemana). Obligada a retirarse debido a la resistencia, la nueva estrategia nazi apuntaba a tomar el control de Stalingrado, donde en julio de 1942 comenzó la batalla más cruel y violenta de toda la guerra. El Ejército Rojo y el pueblo armado resistieron contra la conquista de cada bloque, cada calle, cada casa, cada habitación. Se formaron milicias obreras.

Una de las etapas de esta heroica lucha fue en la fábrica de tractores donde los trabajadores combatieron contra las tropas invasoras fuertemente armadas. El 2 de febrero de 1943, Stalingrado fue liberado.

Cuando el Ejército Rojo ya avanzaba hacia la capital del estado nazi, Hitler se suicida el 30 de abril y, el 9 de mayo de 1945, los alemanes aceptan la rendición a los soviéticos. Esta fue una victoria estratégica decisiva para el futuro de la humanidad. Cambió la correlación de fuerzas global en favor de los trabajadores y los pueblos y ha impulsado los movimientos de liberación nacional y la descolonización. Fue en esta ruta histórica que, el 3 de octubre de 1945, se fundó la Federación Sindical Mundial.

Sin embargo, 73 años después de esa fecha, la amenaza de una nueva Guerra Mundial se cierne sobre las relaciones internacionales. El imperialismo yanqui y sus aliados de la Organización del Tratado del Atlántico del Norte (OTAN) promueven conflictos que amenazan seriamente la paz mundial y hacen que, en formas antiguas y nuevas, el fascismo y la intolerancia crezcan.

La FSM saluda el aniversario de esta epopeya reafirmando su compromiso con la defensa de la paz mundial, los derechos de los pueblos, en particularla clase trabajadora, mientras está convencida de la perspectiva socialista como el futuro de la humanidad.

¡Viva el 9 de mayo de 1945, día de la victoria de la Unión Soviética contra el nazismo y el fascismo!

Los siervos de la explotación y el imperialismo que hoy intentan reescribir hechos históricos con calumnias y mentiras, deben fracasar.

¡Eterna reverencia para los millones de soldados, los hombres y mujeres que cayeron en esta misión para la Humanidad!

El Secretariado Leer el resto del artículo

martes, 20 de marzo de 2018


FSC en solidaridad con Migui, despedido por Gelagri

 

La FSC en solidaridad con Migui, despedido por Gelagri en Santaella, Córdoba


La Federación Sindical de Clase, sindicato español afiliado a la Federación Sindical Mundial, se solidariza y llama a la Clase Obrera y a los sectores populares a solidarizase con Migui, trabajador despedido por Gelagri en Santaella (Córdoba).

El despido de Migui se encuadra en una campaña de estigmatización y de escarmiento para aterrorizar a quienes entran a defender sus legítimos intereses de clase en unas circunstancias de total desprecio a la regulación de las relaciones laborales. ¿De qué otra forma se puede entender que Gelagri, tras verse obligada por la Inspección de Trabajo a hacer 14 fijos indefinidos a tiempo completo y dos pasan de eventuales a fijos-discontinuos, despida a Migui por “discutirle al encargado”, después de partirle el turno en tres veces?.

Por todo ello, la Federación Sindical de Clase se suma a las peticiones de readmisión inmediata de Migui y de cese de las conductas abusivas y represivas contra los derechos de los trabajadores y de las trabajadoras en esta empresa.

¡El sábado día 24 todos a la concentración convocada por C.T.A.! en las puertas de la fabrica en Santaella, en el Polígono el Cañuelo, a las 10:30 horas por la readmisión de Migui.

¡¡¡MIGUI somos TODOS!!!
                   
¡¡¡MIGUE READMISION!!!

¡Viva la Lucha de la Clase Obrera!


A 20 de marzo de 2018                               

El Comité Federal de la FSC

Comunicado de la FSM: 

La Federación Sindical Mundial, en su nombre lo firmo como responsable en el Estado Español, muestra la solidaridad con los compañeros de  C.T.A. de Santaella (Córdoba) en la empresa de conservas hortofrutícolas, GELAGRI IBERICA S.L.. La Dirección de esta factoría, la política de Recursos Humanos que lleva a cabo es el incumplimiento contractual en cuanto a la relación laboral en la formalización de los contratos de trabajo, procurando que la mayor parte de la plantilla sean eventuales o fijos discontinuos, los trabajadores no tienen vacaciones, ni se les paga, y además son dados de baja, no reconoce a los Delegados de Prevención, ni al propio Comité de Empresa, en los puentes da de baja en la Seguridad Social a los trabajadores, no concede las licencias retribuidas. La disponibilidad es totalmente abusiva, incluso hay veces que llaman para incorporarte a trabajar con escasas horas de antelación. Pero lo peor es que a MIGUI lo han despedido, para dar ejemplo a los demás trabajadores, porque protestó un día que le pusieron cuatro turnos de trabajo y para demostrar que él es el que manda en la fábrica. Este individuo se llama Onetti.
  
La Federación Sindical Mundial, lucha en todo el mundo por erradicar estas prácticas laborales abusivas, más propias del feudalismo que del capitalismo, pero que el capitalismo integra perfectamente, esto es un síntoma más del retroceso que sufrimos la clase trabajadora en relación a la lucha de clases. Por eso MIGUI y la fábrica de GELAGRI IBERICA es un símbolo de la represión antiobrera de los empresarios en Europa.
  
Exigimos la readmisión de nuestro compañero MIGUI a nivel internacional.

Quim Boix

Responsable de la FSM en el Estado Español (excepto País Vasco)


Leer el resto del artículo

viernes, 23 de febrero de 2018


Sindicatos de clase se suman a la denuncia contra EE.UU.



DENUNCIA PÚBLICA

Los sindicatos de clase del estado español, abajo firmantes, hemos sido conocedores de que el gobierno de EE.UU. no ha querido conceder el visado de entrada a este país al camarada George Mavrikos, Secretario General de la FSM (Federación Sindical Mundial) que estaba invitado a asistir, en Nueva York, a las sesiones de la ONU del próximo mes de marzo.

George Mavrikos tenía programada una intervención ante la ONU y también debía participar como orador principal en la reunión sindical anual de las Organizaciones Sindicales miembros y amigos de la FSM que tendrá lugar el mismo mes en Los Ángeles, EE. UU.

Esta posición del Departamento de Estado de los Estados Unidos es antidemocrática y tiene como objetivo prevenir la acción sindical libre y el fortalecimiento del movimiento sindical militante de los trabajadores en los Estados Unidos. Al mismo tiempo, es una discriminación deliberada contra la FSM y contra su derecho a cumplir su papel dentro de las Naciones Unidas, un papel que ha tenido desde el año 1945. A los gobiernos de los EE. UU. no les gusta la firme línea anti-imperialista, anti-monopolista de la FSM, y piensan que a través de prohibiciones antidemocráticas detendrán su acción internacionalista en favor de los pueblos que luchan por decidir por sí mismos, de manera libre y democrática, sobre su presente y futuro. Pero nunca lo lograrán, no importa cuántas discriminaciones racistas y antidemocráticas hagan contra el movimiento sindical internacional militante.

La única respuesta oficial e inaceptable del gobierno imperialista de Trump fue: <<que la FSM debería solicitar estar exentos de “Terrorist Travel System”.>>

Estas acciones son provocativas e inaceptables. La FSM es una organización sindical internacional masiva, de clase, con 92 millones de miembros en 126 países del mundo. Desde su fundación, en octubre de 1945 hasta hoy, su historia es pública y conocida. Nunca ha sido servil hacia los imperialistas o las multinacionales. Ni ahora venderá su historia.

Al mismo tiempo, la prohibición al Secretario General de la FSM de entrar a los EE. UU. destaca una cuestión más. Cómo es posible que las Organizaciones Internacionales operen en los Estados Unidos, ya que su gobierno establece de manera arbitraria reglas antidemocráticas y restricciones arbitrarias sobre la expedición de visados. Estamos esperando con interés la posición de los servicios competentes de las Naciones Unidas sobre este tema, ya que los Estados Unidos prohíben la entrada del representante legal de la FSM en el país donde se encuentra la Sede de las Naciones Unidas.
Sobre la base de esta situación, pedimos que se otorgue un visado legal al Secretario General de la FSM y que paren todas estas discriminaciones contra los cuadros de la FSM.

Estado español, febrero de 2.018

SINDICATOS DE CLASE FIRMANTES:

Por orden de llegada de la firma:

Intersindical CSC, Catalunya
AST, Alternativa Sindical de Trabajadores
SOA-STA, Sindicato Obrero Aragonés - Sendicato d'os treballadors y treballadoras d'Aragón
CSC, Coordinadora Sindical de Clase
COS, Coordinadora Obrera Sindical - Països Catalans
IA, Intersindical de Aragón
FSOC, Frente Sindical Obrero de Canarias
CSI, Corriente Sindical d'Izquierda, d'Asturies
JUBIQUÉ?
CUT, Colectivo Unitario de Trabajadores, Zaragoza
COBAS, Sindicato Comisiones de Base
CUT, Galicia
CSU de PyJ, Pensionistas y Jubilados
FSC, Federación Sindical de Clase
STM-Intersindical valenciana (Sindicat de Treballadores i Treballadors del Metall).
Sindicato Andaluz de Trabajadores
IAC, Intersindical Alternativa de Catalunya
Sindicat de Persones Jubilades i Pensionistes, de Intersindcial valenciana
SAC, Sindicat de l'Administració de Catalunya
Confederació, Intersindical valenciana
Intersindical Canaria

Leer el resto del artículo