viernes, 1 de abril de 2011


España: Libertad de fraude para los ricos


De cómo el Ministerio de Economía perdona a los que evaden dinero a Suiza

Más de la mitad de los 659 evasores fiscales con cuentas millonarias en Suiza no han hecho caso a los requerimientos de la Agencia Tributaria y se sospecha que 151 de los 293 que han aceptado presentar declaraciones complementarias o extemporáneas han falseado los datos. Sin embargo Hacienda no ha iniciado ningún procedimiento penal contra ellos ni ha puesto los datos en manos de la Fiscalía, lo que facilita la prescripción de sus delitos.

No eran 3.000 los españoles con cuentas millonarias en Suiza sino 659, según los datos que facilitó la semana pasada la vicepresidenta Elena Salgado a los diputados del PP Baudilio Tomé y Ana María Madrazo. Salgado ya advirtió que se trataba de 3.000 cuentas pero algunas podían estar a nombre de una misma persona, como así resultó. En concreto, los titulares eran esos 659. Las cantidades que atesoraban no han sido reveladas con precisión pero oscilan entre 6.000 y 10.000 millones de euros, según explican las fuentes consultadas.

El gran escándalo político y empresarial que se iba a producir cuando en junio del año pasado un empleado del banco británico en Suiza HSCB pasó un listado a la Hacienda francesa con miles de nombres de evasores y ésta transmitió a España la lista de españoles con cuentas opacas, entre los que figuraban empresarios, políticos y directivos conocidos, quedó reducido a un simple anuncio. La preservación del secreto es tal que el Gobierno ni siquiera ha facilitado la cuantificación precisa de los fondos detectados. Los titulares siguen a cubierto por el secreto.

Mientras tanto, más de la mitad de los 659 requerimientos de regularización que les envió rápidamente la Agencia Tributaria para evitar la prescripción de los impuestos de la renta y el patrimonio –pues los listados comenzaban en 2005– ni siquiera han sido atendidos. En concreto, 91 notificaciones para que presentaran declaraciones complementarias fueron devueltas. Y de las 558 restantes, 293 han sido atendidas. Pero de éstas, Hacienda sólo ha dado por buenas las declaraciones extemporáneas de 142 titulares de cuentas suizas. ¿Cuál ha sido la cantidad satisfecha? Hacienda se niega a desvelarla.

En el caso de las restantes 151 declaraciones complementarias, los inspectores han hallado “explicaciones insatisfactorias y falta de coincidencia con los datos de la Agencia Tributaria”, es decir, posibles trampas, y siguen investigando, del mismo modo que en los restantes 265 casos de titulares de cuentas millonarias en el país alpino que han pasado olímpicamente de los requerimientos de la Agencia Tributaria.

Según los expertos tributarios hay tres alternativas: la regularización total, la regularización parcial del dinero en función del grado de riesgo que se quiera asumir y la aceptación de la vía judicial, más arriesgada, esperando que la justicia no acepte como prueba un listado obtenido de forma presuntamente ilegal o irregular. Por el momento, según Salgado, ningún expediente se ha llevado a la Fiscalía para iniciar procesos penales. Y los delitos fiscales prescriben a los cinco años. En el caso de las cuentas suizas, dentro de 60 días.
cuartopoder