viernes, 15 de abril de 2011


La FSM apoya a los trabajadores de telefónica

 

 







La FSM (Federación Sindical Mundial) denuncia que mientras haya capitalismo habrá noticias como la que ha saltado a la luz en España. La multinacional española Telefónica acaba de notificar que va a despedir en pocos meses a 6.000 trabajadores, mientras acumula beneficios declarados de más de 10.000 millones de euros y reparte millonarios sobresueldos a sus directivos.

El gobierno socialdemócrata, que está aplicando las medidas impuestas por el FMI (Fondo Monetario Internacional) y la UE (Unión Europea), ha dado hasta ahora todo tipo de facilidades a la multinacional para realizar sus planes de recorte de plantillas (recordemos que hace 15 años Telefónica tenía 70.000 asalariados, de los que en la actualidad solo quedan 30.000, al pasar a subcontratar sus servicios). Sin embargo, el PSOE (Partido Socialista Obrero Español) tiene la desfachatez de anunciar que el paro va a disminuir en España, donde la cifra oficial llega al 28 % en Canarias y supera el 20 % como promedio en todo el estado.
Lo cierto es que se realizan en mayo nuevas elecciones (municipales y de regiones autonómicas) y el PSOE pretende engañar una vez más a sus votantes, en su gran mayoría asalariados. Pero los que no están engañados son los empresarios. En una reciente reunión de los 40 mayores empresarios españoles con el gobierno socialdemócrata, en la que Alierta (presidente de Telefónica) se sentó al lado de Zapatero (presidente del gobierno), los empresarios pidieron a Zapatero que no dimita, que no adelante las elecciones, como pide el Partido Popular (la derecha exfranquista), y que agote sus 4 años de mandato.

Con la socialdemocracia gobernando los empresarios consiguen cambiar las leyes laborales a su favor, y consiguen que CCOO (Comisiones Obreras) y UGT (Unión General de Trabajadores) no se enfrenten al gobierno. Estos sindicatos, en vez de defender a los trabajadores, no hacen otra cosa que firmar pactos sociales que recortan los derechos de los trabajadores, demostrando que prefieren ser obedientes al sistema burgués para poder seguir recibiendo de él millonarias subvenciones. El último pacto social firmado ha prolongado la edad de jubilación en dos años pasando de 65 a 67 años, y a la vez ha modificado la forma de cálculo de la pensión a cobrar, con lo que la mayoría de los trabajadores va a perder un 20 % en el importe en euros de la cantidad cobrada al jubilarse.

Por todo ello la FSM saluda a los trabajadores de Telefónica que han sabido dar sus votos proletarios a las candidaturas de los sindicatos verdaderamente de clase.
Nos referimos a la coalición AST-Cobas, que en las recientes elecciones sindicales ha conseguido situarse como primera fuerza sindical en las provincias de mayor concentración de empleados de Telefónica, quedando en tercer lugar al sumar el resto del estado (el método electoral español da más valor al peso de los votos de los centros de trabajo pequeños).

Solo una buena organización clasista de los trabajadores podrá frenar esta salvaje explotación que el capitalismo desea continuar realizando. La FSM seguirá apoyando al sindicalismo de clase en España y en todo el planeta.

Atenas, 15-4-11