martes, 10 de enero de 2012


Ante las agresiones contra los trabajadores del nuevo gobierno del Capital

 La Coordinadora Sindical de Clase quiere tomar posición ante las agresiones del gobierno a los trabajadores.

Para la CSC y las organizaciones sindicales que la formamos, entraba en nuestros cálculos y no es una sorpresa, las medidas económicas que este gobierno podía tomar y puede continuar tomando. Ya el gobierno de la socialdemocracia había atacado duramente a los trabajadores. El gobierno del Partido Popular, representante también  de la burguesía y del gran capital, continuará atacando a los trabajadores aun más brutalmente.

Así, en el Consejo de Ministros del 30 de diciembre de 2011, lanzó una batería de agresiones a los trabajadores que tendrán grandes dificultades para aguantar el día a día, que de por sí ya es difícil soportarlo. El gobierno paladín de la no subida de impuestos, lo primero que hace es subir el IRPF que solo pagamos los trabajadores. Ataca de lleno el salario mínimo interprofesional (los salarios más bajos) y congela los sueldos de los funcionarios haciéndoles perder parte de su poder adquisitivo, a la vez que incrementa la jornada de trabajo en 2,5 horas a la semana. Todo por decreto y porque ¡aquí mando yo! La dictadura del capital se impone por medio de un régimen monárquico corrupto con la apariencia de una falsa democracia.

Otro golpe importante se lo llevan los pensionistas a quienes solo se les garantiza la pérdida de poder adquisitivo de al menos 1,5 puntos. Eso para empezar.

La ayuda de 250 euros para el alquiler para los jóvenes desaparece, con lo cual les hacen mucho más difícil la emancipación y la vida en pareja después de que cerca del 50% de nuestra juventud está en el paro.

Hay otros temas importantes que salen del Consejo de Ministros y que tendrán repercusiones muy negativas para los trabajadores y las capas populares como son la congelación de plazas en la administración pública que repercutirá muy negativamente en todos los servicios que prestan como la Sanidad, la Educación, la Ley de Dependencia, la Justicia…; solo se refuerzan los aparatos de control y represión de la sociedad como son la Policía y la Guardia Civil. Un ejemplo ilustrativo es la reducción de los presupuestos del Ministerio de Industria, Turismo y Energía en un 51,9% respecto a 2011 mientras que el Ministerio del Interior solo reduce su presupuesto en un 2%, el de Defensa en el 4,9% y la Casa Real en otro 2%. Son ejemplos claros de por donde caminan los acontecimientos con la otra facción política de la burguesía en el gobierno representada por el Partido Popular.

Al mismo tiempo, se aprueban otros 100.000 millones de euros en avales para la banca, que vienen a sumarse a los más de 150.000 millones ya aportados tanto en avales como en financiación directa.

El fiasco de la Unión Europea y del euro, que no son más que el proyecto imperialista en esta zona del mundo, descarga toda su agresividad contra los trabajadores. Así lo acordaron Merkel, Sarkozy y Rajoy para España.

Pero esta política no tiene más que una manera de hacerle frente:

-    Primero deslegitimando todos los instrumentos que la aplican, simplemente porque ya están totalmente deslegitimados por ellos mismos.

-    Segundo, organizando sin demora la contestación en los centros de trabajo contra una política que traerá mas paro, anulación de derechos, menos salarios, incrementos de jornada y peores condiciones laborales.

-    Tercero, todos los sectores que conforman la inmensa mayoría del pueblo han de participar y articular la contestación.

-    Cuarto, los procesos de contestación y unidad de los sectores afectados (trabajadores, capas populares) tienen que ir dirigidos a la Huelga General que ponga en cuestión el actual modelo económico y apueste claramente por socializar los sectores estratégicos de la economía comenzando por su nacionalización y poniendo toda la riqueza productiva al servicio del pueblo y no al servicio de una élite especulativa y corrupta que, para mantener sus privilegios explota a la clase obrera y expolia cuanto toca.

La Coordinadora Sindical de Clase hace un llamamiento a unir fuerzas entre todas las organizaciones que quieran dar una respuesta a esta situación en el sentido de la defensa de los intereses de los trabajadores, profundizando en esta línea, abandonando y combatiendo un falso idealismo que se aparta de las concepciones de clase, concepciones que sí están aplicando con mucho rigor desde el gobierno de Rajoy, la socialdemocracia y el imperialismo de la Unión Europea.

En este sentido, decimos con claridad que la política de consenso, de pacto social, de trapicheos por arriba (que es en los que se basa todo este tinglado) es contraria a los intereses de los trabajadores y en gran medida es la causa del paro, de la precariedad laboral, de los bajos salarios, de la expropiación de viviendas por parte de la banca, poniendo a las familias en las calles sin importar si son niños, ancianos, enfermos o minusválidos.

Para ver con claridad el problema de fondo, debemos constatar que ninguna de las medidas para salir de la crisis va dirigida contra los intereses de los que mas tienen, como las SICAV (nidos financieros de los grandes capitales), ni a las transacciones económicas, ni a los paraísos fiscales, ni a la evasión fiscal, ni contra la corrupción ni los banqueros.

Desde la Coordinadora Sindical de Clase llamamos a acelerar y a organizar bien las movilizaciones para finales de enero como el inicio de una respuesta en el tiempo a las agresiones del capital y en este proceso fortaleceremos el sindicalismo de clase y combativo que entre todos tenemos que construir.

¡Abajo las medidas antiobreras del gobierno!

¡Por las conquistas de los trabajadores!

¡Viva la lucha de la clase obrera!