miércoles, 11 de julio de 2012


El Gobierno del Capital vuelve a saquear a los trabajadores


Las recientes medidas del gobierno de la Dictadura del Capital, dictadas por los regímenes dominantes de la Unión Europea, significan una nueva agresión y saqueo a la clase trabajadora, con el propósito imposible de cubrir el inmenso desfalco en el sector bancario, ejecutado por lo más parasitario y especulativo de la oligarquía capitalista.

- Se sube el IVA en un 3%. Impuesto que pagan quienes suponen la inmensa mayoría de la población, es decir los trabajadores. Además esto supondrá una pérdida de poder adquisitivo de la misma proporción.

- Se reduce la cuantía, ya de por sí exigua, de las prestaciones por desempleo.

- Se suprime la paga extra a los trabajadores del sector público, una reducción salarial del 7%,  lo que se suma a la pérdida de poder adquisitivo de más del 15%  en los dos últimos años y de más del 50% de los últimos veinte.

- Se reducen a los empresarios las cotizaciones a la Seguridad Social.

- Se reduce considerablemente el presupuesto para personas dependientes. Lo que afecta directa y exclusivamente a miembros de la clase trabajadora. Se suprimirán además el mismo o superior porcentaje de empleos en el sector.

- Se cede soberanía al Banco Central Europeo y a los órganos de decisión de la Unión Europea, dejando directamente en manos de los órganos de poder de las multinacionales del centro imperialista de la Unión Europea la economía de nuestro país.

Se trata de la continuación de las mismas políticas ejecutadas por este y anteriores gobiernos, de saqueo directo a los trabajadores para entregárselo a los capitalistas y de alcanzar  niveles de sobre explotación propios de hace más de un siglo, en un intento inútil de salida a la crisis estructural del sistema capitalista.

Estas políticas van a continuar y se van a recrudecer en el futuro inmediato. Los gobiernos dentro de este sistema de dictadura capitalista tienen como función exclusiva defender a toda costa los intereses del capital financiero y multinacional. Para eso están y para eso les pagan generosamente.

Solo la acción decidida, organizada, unitaria y combativa de los trabajadores puede poner fin a este saqueo y explotación de los trabajadores por los ricos y sus gobiernos. Solo los trabajadores pueden poner fin a esta dictadura capitalista y construir una nueva sociedad en que la economía esté al servicio del pueblo y donde el poder real esté en manos de la mayoría de la población, los trabajadores.

¡Por la unidad de todos los trabajadores!

¡Por la Huelga General contra el Capital!


A 11 de Julio de 2012
Ejecutiva de CSU-Extremadura