sábado, 21 de julio de 2012


Grecia intenta reprimir la huelga de Helleniki Halivourgia

Desde temprano esta la mañana la policía antidisturbios, bajo las instrucciones del gobierno tripartito (los neoliberales ND y los socialdemócratas del PASOK y Dimar) intentaron romper la lucha heroica de los trabajadores de la acería, al detener los grupos de salvaguardia, que han estado en huelga desde hace 9 meses.

El Secretariado Ejecutivo de PAME, respondió inmediatamente llamando a los trabajadores, las trabajadoras y los sindicatos de la zona a que vayan inmediatamente a la fábrica de HALIVOURGIA. En muy poco tiempo, en las puertas de la acería griega se reunieron cientos de trabajadores de Atenas para apoyar a los huelgistas. La mobilización de solidaridad todavia está en marcha.

La Junta Directiva del sindicato de los trabajadores de la acería se reunió inmediatamente e hizo un llamado para una manifestación de solidaridad a las puertas de la fábrica por la tarde. Mañana, Sábado, se realizará la Asamblea General de los trabajadores con el fin de decidir cómo respondera a este nuevo ataque.

Llamamos a todos los sindicatos y los obreros a condenar la política antilaboral y terrorista del gobierno griego que responde con violencia y represión a las justas demandas de los trabajadores. La lucha de los trabajadores de la acería en contra de los recortes salariales y de los despidos es lucha de todos los trabajadores.

Una multitud de trabajadores, sindicatos y organizaciones de masas acuden al lado de los huelguistas en la Acería Griega en respuesta al llamamiento del sindicato y del PAME para que vayan todos a la acería y fortalezcan su solidaridad tal como la han expresado durante los últimos 9 meses de huelga de los trabajadores en la acería.
Esta es la respuesta de la clase obrera al ataque de la policía antidisturbios y al uso de productos químicos contra los huelguistas que ha tenido lugar en las primeras horas de la madrugada del 20 de julio.

Los trabajadores de esta empresa han estado en huelga desde hace 263 días luchando por trabajo con salarios dignos, la recontratación de los trabajadores despedidos y contra los sueldos humillantes que propone el empleador.

El gobierno, bajo las órdenes del empleador Manesis, y mientras la huelga se había declarado “ilegal” por los tribunales, procedió a una gran operación de represión, deteniendo a los 9 huelguistas que estaban en la entrada de la fábrica vigilando su huelga heroica. En la actualidad, en la entrada de la fábrica hay 6 furgones policiales y varios escuadrones de policías antidisturbios.

De este modo responde el gobierno que sirve los intereses de los patrones a las demandas justas de los trabajadores para garantizar sus derechos laborales y una vida digna para ellos y sus familias.
Al mismo tiempo, Spiros Chalvatzis, miembro del CC y diputado del KKE, ha hecho una intervención telefónica al ministro de Orden Público, Nikos Dendias, y ha exigido la retirada de los policías antidisturbios y la puesta en libertad de los detenidos.

El comunicado de la Oficina de Prensa del CC del KKE ha señalado entre otras cosas que: “El grupo parlamentario del KKE continuará dentro y fuera del parlamento a apoyar y mostrar su solidaridad con la lucha justa y heroica de los trabajadores de la acería y de todos los trabajadores arruinados y empobrecidos debido a la política del gobierno tripartito de ND-PASOK-DIMAR, de la política de la EU y de los monopolios.