miércoles, 18 de julio de 2012


La CSC llama a la movilización el 19 de Julio

  
ABAJO LA POLÍTICA ANTIOBRERA DEL GOBIERNO

La lucha de los mineros y su llegada a Madrid los días 10 y 11 de julio marcan un hito importante en la lucha de la clase obrera de nuestro país. Miles de trabajadores y trabajadoras les recibimos a la entrada por Moncloa hasta la puerta del Sol solidarizándonos con su lucha. Nos manifestamos por la Castellana hasta el ministerio de industria el 11 por la mañana de forma masiva y asistimos a una gran manifestación por la tarde desde Atocha hasta la puerta del Sol convocada por la plataforma H.Q.P.L.P. de la que formamos parte la Coordinadora Sindical de Madrid (CSM).

En esta gran lucha de los mineros y la solidaridad de la clase obrera madrileña, se ha demostrado el carácter de clase de las movilizaciones: El gobierno del reaccionario partido popular muestra el desprecio más absoluto por mantener los puestos de trabajo en la minería y con ello evitar la miseria y la desesperación en comarcas enteras; desprecio al que se apunta la presidenta de la Comunidad de Madrid ignorando las manifestaciones y la represión policial, con decenas de heridos y detenidos, disparando proyectiles de goma a bocajarro y apaleando a los manifestantes. Todo esto caracteriza con gran precisión la lucha de clase que se desarrolla en el conjunto del Estado. Si le sumamos el papel jugado por los medios de comunicación (desinformación), al servicio exclusivo de los grandes capitales, tenemos que concluir que la clase obrera ha de acelerar el proceso de organización y lucha para dar la batalla por sus intereses de clase y la explotación capitalista.

La Coordinadora Sindical de Clase valora la lucha de los mineros como un acontecimiento de gran trascendencia y un hito en la batalla que tenemos que dar cada vez con más fuerza contra un sistema injusto, corrompido e incapaz de dar solución a los trabajadores y al pueblo.

La solidaridad mostrada con la lucha minera es otro elemento esencial, que estamos seguros se seguirá desarrollando, en la medida que la confrontación contra la agresión de la oligarquía se profundice. Exigimos desde aquí la libertad de todos los detenidos, sin ningún tipo de cargo.

Los grandes capitalistas están por no dar la más mínima tregua, atacando una y otra vez a todos los sectores obreros y populares. Así, en la reunión del gobierno del día 12, presidida por el Rey, que es uno de los mayores capitalistas de este país (que tiene encausada por corrupción a una parte de su familia y él no rinde ni una sola cuenta), acuerdan otro ataque, otro navajazo a la clase obrera en diversas direcciones. Por un lado, bajada de salarios a la administración pública, eliminándoles su paga de navidad, después de haberles rebajado sus condiciones y sueldos con anterioridad, sueldos que muchos de ellos son bastante bajos (más horas, menos salario, menos derechos). Por otro lado, atacan a los parados de manera miserable rebajándoles un derecho que en sí es muy reducido, y abren la puerta a perseguirlos para que sin prueba alguna, solo con la sospecha, se les pueda quitar el paro. Los subsidios en el futuro no los percibirán quienes tengan menos de 55 años y se rebajan las cantidades que paga el FOGASA, en más de un tercio de las actuales.

Otros recortes como el realizado a la ley de dependencia y todo lo que se apunta en el recorte de pensiones, dan claramente la orientación de que van dirigidas contra la clase obrera y los sectores más desfavorecidos de la sociedad. Las grandes fortunas no se tocan, los sueldos de los directivos de las grandes empresas y de los bancos crecen año tras año y los robos y estafas aparecen por doquier.

La lucha es el valor más importante de la clase obrera y del pueblo, y ante semejantes agresiones no queda más que intensificarla, extenderla y unificarla, siendo determinante orientarla y organizarla.  En este sentido la orientación de clase ha de estar presente en todos los debates y propuestas rechazando de pleno el pacto social y la paz social, que son la claudicación de la clase obrera. La política de pacto social llevada a cabo por los sindicatos del sistema es causante en buena medida de la situación actual, pues ha avalado el sistema de corrupción y de privilegios que este gobierno (también el anterior), nos quiere hacer pagar a los que nada tenemos que ver con las causas del problema.

La Coordinadora Sindical de Clase convoca a los trabajadores y a los sectores populares a participar en las manifestaciones del día 19 de julio para exigir la convocatoria de otra huelga general con los siguientes objetivos:

  • Contra la política reaccionaria del gobierno Rajoy y los últimas acuerdos tomados contra los parados, los trabajadores de la administración, los mayores incapacitados...
  • Por la derogación de las contrarreformas laborales, en particular la última.
  • Por la derogación de los pactos sociales incluido el firmado en enero por CCOO, UGT y patronal, altamente dañino para los trabajadores.
  • Por la construcción del sindicalismo de clase que confronte abiertamente con el sistema de explotación capitalista, unifique y dé todo el protagonismo a la clase obrera.
  • Apostamos por un programa para los trabajadores y el pueblo que socialice los grandes medios de producción comenzando por la nacionalización de la banca, los ferrocarriles, la minería, las grandes empresas y los latifundios.

Este gobierno carece de toda legitimidad porque es un puro fraude. Por eso llamamos a organizarnos en los centros de trabajo, en los barrios, en las universidades y centros de estudio para superar este sistema de fraude en lo económico y en lo político, para darles todo el protagonismo a los trabajadores y al pueblo.

VIVA LA LUCHA DE LA CLASE OBRERA
EXTENDAMOS Y UNIFIQUEMOS LAS LUCHAS
POR LA HUELGA GENERAL

Madrid, 17 de julio de 2012