viernes, 3 de agosto de 2012


CCOO y UGT 'liquidan' la huelga minera

Artículo de opinión de Cándido González Carnero, miembro de la CSI (Corriente Sindical de Izquierda)
 Pravda
Creo que hoy es un día triste porque se acaba de consumar, una vez más, lo que tanto temíamos desde el principio. Desgraciadamente en esta ocasión tampoco nos hemos equivocado.

Una vez mas y, son muchísimas a lo largo de la historia, UGT y CCOO han traicionado la ejemplar lucha que los mineros han realizado en los últimos meses.

Todo hacía pensar que no era normal lo que estaba ocurriendo, no era entendible que tras el apoyo dado en Madrid a la marcha de los mineros, estos dos sindicatos anunciaran públicamente un cambio de estrategia en la lucha y que, prácticamente, a partir del 11 de julio, cuando más fuerza moral se tenía por el apoyo recibido para intensificar la lucha, se renuncia a ella facilitándole una salida al gobierno del PP para que siga aplicando, con más poderío, más recortes y más ajustes en este y en otros sectores industriales.

En ningún momento se celebró asamblea alguna de trabajadores, ni a la hora de iniciar y de plantear las movilizaciones ni tampoco a la hora de finalizarlas. Sin contar con esta participación, UGT y CCOO han llevado a los mineros a una huelga de dos meses y a encierros de mas de 60 días en los pozos, cuando se podían haber utilizado otros recursos, teniendo en cuenta que el conflicto podía ser un proceso largo y duro.

La lucha de la minería ha sido ejemplar, sin lugar a dudas y ni los mineros ni la sociedad podemos valorar este final no deseado como una derrota, sino como una traición de estos sindicatos que, por desgracia, repiten con bastante frecuencia.

La estela dejada por los mineros es el referente a seguir contra los recortes y contra la política criminal que está llevando este gobierno, y sus colaboradores, contra las clases más desfavorecidas.

Pero el conflicto no ha terminado, ahora viene la represión. La lucha de la minería debe de tener el necesario respaldo social a las más de 100 personas implicadas en procesos judiciales como consecuencia de las movilizaciones.

Esta crónica, “La mafia del carbón”, escrita durante la marcha de los mineros hacia Madrid, entiendo que puede resumir bastante bien la situación de la minería.

Desde Pravda Estado español mpliamos la información del artículo de opinión con una noticia de última hora:

Los mineros del Bierzo desoyen los sindicatos y no volverán al tajo

Los mineros de la comarca del Bierzo fueron los más reacios a aceptar la propuesta sindical anunciada ayer de «reorientar» las movilizaciones mineras, poner fin a la huelga indefinida y concluir todos los encierros. Tras una asamblea general, los cinco trabajadores encerrados desde el 11 de julio en el interior del pozo propiedad de Uminsa en Santa Cruz del Sil desoyeron la decisión adoptada en Madrid por las cúpulas de CC.OO. y UGT y apostaron por la continuidad del paro y por mantener su clausura voluntaria en las entrañas de la tierra. Todo ello a la espera de obtener «garantías absolutas» desde la dirección de Unión Minera del Norte (Uminsa) de que se respetarán los empleos actuales «hasta final de año», tal y como indicó el presidente del Comité Intercentros de la empresa, Guillermo Sánchez.

Así, Sánchez destacó que los trabajadores continuarán su protesta pendientes de una reunión con el empresario Victorino Alonso en la que se «garanticen todos los empleos, el pago de salarios y las condiciones labores» hasta finalizar 2012 y siempre a la espera del nuevo Plan del Carbón o de los Presupuestos Generales del Estado para el próximo año y que el Ministerio de Industria debería presentar en otoño.

Durante la asamblea, los mineros del Bierzo también mostraron «cierto malestar» por la «ruptura de la unidad de acción» entre todos los trabajadores del sector en España. Una postura que consideraron «que nos ha perjudicado frente al Gobierno». Uno de ellos, reconoció que «tendría que haberse mantenido hasta el final», aunque entendió que «las dificultades económicas ya habrán apurado a muchas familias después de dos meses sin cobrar». Además, se mostró con «ganas de que se arregle este conflicto» pese a afirmar que «si mantenemos el empleo, será suficiente».

En principio, y a excepción de los trabajadores de Uminsa del Bierzo, los de Alto Bierzo y los de Hijos de Baldomero García –podría volverá al «tajo» el lunes– hoy las minas retomarán suactividad normal después de 67 días de huelga tanto en León como en Palencia. El secretario de Industrias Extractivas de CC.OO., Juan Carlos Álvarez Liébana, confió en que los encerrados de Santa Cruz y los trabajadores de Uminsa «reconsideren su postura» pese a que comprendió la «frustración» que pueden sentir, afirmó que para alcanzar el «objetivo» de «dar un futuro al sector» del carbón y evitar que los recortes del Gobierno central «condenen a las comarcas mineras» es necesario «estar fuertes y hacer un esfuerzo por seguir la nueva estrategia planteada por los sindicatos».