miércoles, 19 de diciembre de 2012


Renault: Crónica de una traición continuada

 En Renault se están produciendo los mayores retrocesos en nuestros derechos como trabajadores que jamás se habían producido en tan corto periodo de tiempo.
En realidad, nada de lo que nos ha pasado es nuevo, lo que es nuevo es que sea todo seguido.

Comenzamos el año con un expediente de regulación suspensivo que firmaron CCOO, UGT y CCP, 29 días en el periodo comprendido entre el 5 de enero al 17 de julio para 2295 trabajadores de Valladolid.

Al tiempo se liquidó el turno de noche de la factoría de Palencia, también lo firmaron los mismos.

Al poco se anunció la creación de un turno de tarde con sus contrataciones (100) para fabricar el Twizy, lo anunciaron a bombo y platillo en todos lo medios de comunicación. Renault creaba empleo y por tanto se llevó sus subvenciones, pero estos contratos duraron mes y medio. Liquidaron el turno creado y después de tener a los trabajadores 12horas diarias trabajando porque el coche era la salvación les dejaron en la calle de mala manera y rompiendo sus contratos de la mañana a la tarde, exactamente así, por supuesto los mayoritarios lo justificaron.

Al mes siguiente la empresa planteó que había muchos pedidos del megane y los de siempre firmaron que se podía trabajar cuatro domingos, además de los sábados que por supuesto tenemos metidos en Convenio gracias a ellos, por lo que hubo trabajadores que realizaban 56 horas semanales.

Al volver de vacaciones y tras haber aplicado el ERE casi en su totalidad, en el mes de septiembre nos vuelven a plantear otro ERE para Valladolid y los sinvergüenzas de siempre lo vuelven a firmar.

El 9 de octubre se nos convoca a otro Comité Intercentros donde el Presidente Director General de Renault viene a contarnos que se va a adjudicar un plan Industrial y que para que Renault España opte a este plan, teniendo en cuenta que en Turquía se trabaja más barato, hay que negociar una serie de medidas para que Francia entienda que estamos dispuestos a todo para que nos den el trabajo a partir del 2014.

A partir del 9 de octubre se fijan hasta 11 reuniones del Comité Intercentros que llaman “negociación del Plan Industrial”

Sobra decir que la postura de trabajadores Unidos desde el primer momento es decirle a la empresa, a los sindicatos y a los trabajadores que un Plan industrial no se negocia, una empresa que quiera seguir trabajando necesita planes industriales ese es el trabajo de la Dirección y que los trabajadores no tenemos que pagar con nuestro salario ni con nuestros derechos el trabajo de la dirección. Que no es una negociación es un chantaje y que jamás Trabajadores Unidos participará de los chantajes ni firmará nunca la pérdida de derechos.

No obstante y habiendo dejado claro desde el minuto número uno que t.u nunca firmará nada semejante, hacemos asambleas en todas las factorías dónde tenemos representación y asumimos nuestro compromiso de mantenernos presentes en todas las reuniones para intentar frenar esta agresión y contar en comunicados asambleas y en todos los sitios donde hemos llegado lo que nos estaban haciendo.

Hay que decir que desde el primer día todos los medios de comunicación han colaborado con el robo que hemos sufrido, todos los días los titulares eran que se estaba “negociando un plan industrial” y que eso suponía la creación de 1300 puestos de trabajo, a todos les daba igual que eso fuera falso, pero incluso aunque hubiera sido cierto nunca podría justificarse con la pérdida de los derechos de los trabajadores ni los que estamos en plantilla ni de los hipotéticos nuevos contratos.

Mientras nosotros estábamos en reuniones de 10 horas, repartíamos comunicados, hacíamos asambleas, todos los medios de comunicación, sin excepción, se volcaron  en contar y hacer campaña de que era algo maravilloso lo que se estaba negociando, el Presidente de Renault y los Portavoces de UGT y CCOO tuvieron páginas de periódicos y horas de televisión para engañar a la opinión pública. 

Reunión tras reunión hemos asistido a la entrega de nuestros derechos. Es cierto que la empresa planteó unas medidas extremas para dar margen a los “negociadores” de salir justificándose finalmente de que no lo habían entregado todo, puso entre otras la pretensión de eliminar alguna paga extra y vulnerar lo establecido en convenio para el año 2013, estas dos eran las medidas para despistar a los trabajadores de lo que en realidad se acabó por entregar.

•    Nueva categoría de entrada con el 72,5% del salario de un oficial de 3ª, durante 18 meses, ya había otras cuatro categorías creadas por razones similares, asi que ahora son cinco categorías. Cinco años y medio hasta que un trabajador cobre el 100% de su salario.

•    Tres jornadas más al año gratis por cada trabajador, 8000 trabajadores, cada año 2014, 2015 y 2016. 72000 jornadas de trabajo regaladas a la empresa y robadas, no sólo a los que las vamos a trabajar gratis, si no a los 111 trabajadores que podrían trabajar durante tres años a jornada completa con esas 72000 jornadas.

•    2014, 2015 y 2016 subida del 50% del IPC, el otro 50% no consolidable y sujeto a la consecución de objetivos, objetivos que establece la empresa arbitrariamente cada año

•    Rebaja del 10% del plus turno fijo de noche.

•    El plus de trabajo en sábado por bolsa se iguala al de aprovechamiento de instalaciones, con el resultado de rebajarlo en 5 euros.

•    Los cinco primeros sábados de trabajo de cada trabajador cada año cambian el plus por el importe de la retribución primaria y dos horas de disfrute individual, es decir lo rebajan de 70 euros a 30 euros brutos.

•    Se incluirá en Convenio lo que llaman turno antiestrés que consiste en trabajar sábados y domingos como si fuera cualquier día de la semana: 2 días de mañana, dos de tarde y dos de noche.

Todo esto lo firmaron el día 13 de noviembre de 2013, comprometiéndose a incluirlo en Convenio Colectivo, para lo que ya nos han notificado la constitución de la Comisión Negociadora del Convenio 2014-2016 para el día 11 de diciembre. Comisión de la que estamos seguros que excluirán una vez más a Trabajadores Unidos y que está convocada para seguir negociando el resto de Convenio que falta más de un año para que finalice el que está en vigor.

Sobra decir, que más allá de lo grave que es para los trabajadores de Renault, la verdadera gravedad está en que todo lo que se firma aquí se copia y se aplica al resto de empresas auxiliares y del sector de la automoción, siempre Renault marcó un camino a seguir, para lo bueno y por desgracia desde hace más de una década para lo malo. De hecho en Francia ya se está negociando medidas de “competitividad” porque los españolitos trabajamos más barato.

Esto es un resumen de lo vivido por esta sección sindical en este último mes y medio, aunque faltan detalles fundamentales como:

A pesar de que la plantilla de Valladolid y Palencia son conscientes de lo que se ha firmado, se ha notado en la asistencia a las asambleas, en pintadas en sus carteles, etc. No hemos tenido apoyo en las movilizaciones que hemos promovido, miedo, comodidad o lo que sea, el caso es que nos hemos visto poco respaldados.

El único consuelo que nos queda es que posiblemente nuestra presencia en las reuniones, nuestras intervenciones con duras críticas no sólo a la empresa sino y sobre todo a los sindicatos entreguistas, hayan servido para paliar los efectos de lo que han llamado “negociación de un plan industrial”, creemos que nuestra presencia, en cierta medida ha suavizado el resultado final y que de no haber estado presentes hubieran entregado más.

Ejemplo de esto es que CGT, que no ha firmado, ha ido cogiendo nuestro discurso y adquiriendo nuestros argumentos, reunión tras reunión, aunque de estos también hay que resaltar una clara diferencia con Trabajadores Unidos, la CGT se ha mantenido en que estaban dispuestos a negociar en base a sus criterios, Trabajadores Unidos ha mantenido firmemente que aquí no había nada que negociar que un plan industrial es la obligación de la dirección de una empresa que quiera seguir trabajando y la de los trabajadores es fabricar el producto a cambio de un salario digno y unas condiciones dignas.

Finalmente, resaltar que el discurso de los firmantes para justificar su firma ha sido idéntico al de Rajoy para justificar sus recortes.


Sección Sindical de Trabajadores Unidos de Renault.

trabajadoresunidos.renault@gmail.com