miércoles, 5 de marzo de 2014


Declaración de la FSM sobre Ucrania


La Federación Sindical Mundial (FSM) informa a la clase obrera internacional que los últimos acontecimientos en Ucrania no son “una victoria de la democracia”, como hipócritamente dicen OTAN, la Unión Europea, los EEUU y sus aliados.

Los recientes acontecimientos en Ucrania son hechos peligrosos, ante todo, para la clase trabajadora de Ucrania, los pueblos de la región y la paz mundial.

Ucrania es un país rico, con amplios recursos generadores de riqueza. Es un país con recursos de energía cruciales, un país con una posición importante en el mapa geoestratégico.

El nuevo gobierno ucraniano, formado por fuerzas políticas reaccionarias y anti-obreras, tomó el poder con el apoyo de los imperialistas de los Estados Unidos y sus aliados. El nuevo gobierno es un títere de los imperialistas, quienes lo han instalado para que promueva sus planes geopolíticos y geoestratégicos.

Al mismo tiempo, los acontecimientos en Ucrania confirman que las organizaciones nazis y neonazis son instrumentos del sistema capitalista y de los enemigos de la clase obrera y los sectores populares. El movimiento sindical clasista internacional expresa su solidaridad internacionalista con los trabajadores que viven en Ucrania. Apoya al derecho de los trabajadores que viven en Ucrania a luchar contra la barbarie capitalista y contra los peligros generados por las rivalidades entre EE.UU.-Unión Europea y Rusia.

EL SECRETARIADO DE LA FSM