miércoles, 4 de febrero de 2015


Por las cero peonadas y la lucha en el Campo


Hace más de un mes y medio la Ministra Fátima Báñez, se comprometió públicamente a que el Gobierno del Estado Español iba a rebajar el requisito de las peonadas para los trabajadores del sistema especial agrario de 35 a 20, aun peor lo tenemos los jornaleros menores de 25 años, que necesitamos 53 peonadas, hasta la fecha no ha cumplido con su palabra, ni la del Gobierno.
   
Esto sólo lo puede hacer un Gobierno sin vergüenza, que no les tiene ningún respeto a los trabajadores ni a sus familias, un Gobierno que por un lado, el de los jornaleros y jornaleras sólo está trayendo desempleo, ruina y hambre. Y por otro está permitiendo que unos pocos se hagan muy ricos. Un Gobierno que permite que se trafique con la mano de obra de blancos. Un Gobierno que no tiene sensibilidad política para con los trabajadores y que sólo defiende los intereses del capital, de los terratenientes, de los especuladores, de los circuitos de comercialización creados por las grandes superficies comerciales.

   
Solo así se explica que el saco de 5 kg de naranja hace dos años estuviera a un mínimo de 4 €, en el mercado y hoy esté a 1 € en los mismos mercados. Porque el Gobierno está permitiendo que los grandes distribuidores de la naranja la compren en el camión, y empresas de trabajo temporal le están dando cobertura a gente sin escrúpulos que se están metiendo en la recolección por precios por debajo de lo que significarían costes salariales según convenio colectivo y por eso están tirando el sector, el futuro del mismo y pisoteando la mano de obra.
   
C.T.A. ha llevado todas estas cuestiones ante la Fiscalía con objeto de que abra una investigación en el campo y se puedan delimitar las responsabilidades que pudieran existir por delitos en contra de los derechos de los trabajadores y estafas continuadas a la Seguridad Social.
   
Si el Estado con un partido político en el Gobierno con mayoría absoluta no persigue esto, es porque no tiene autoridad para dirigir este País y por lo tanto, lo que tienen que hacer es dimitir, irse a su casa y no consentir y promover más hambre en España y en Andalucía, que ya está bien…
   
Con respecto a las peonadas C.T.A. sigue exigiendo que sean cero y con carácter retroactivo para todo el año, porque la patronal recibe 1.500 millones de euros de la Política Agraria  Común, mientras el desempleo agrario sólo significa 900 millones de euros. El desempleo agrario es una emergencia social y además es contributivo, hay que pagar el sello, mientras las subvenciones a la patronal son por extensión del territorio. Y porque las peonadas les sirven a los patronos para que los jornaleros acepten cualquier tipo de condiciones de trabajo, con el simple objetivo de conseguir las peonadas.
   
Por eso, los trabajadores del campo eventuales tenemos que tener clara una cosa, nadie nos va a regalar nada si no luchamos. C.T.A. ha hecho más de 30 asambleas por toda la provincia y también una manifestación en Córdoba. Muchos trabajadores se están enterando ahora, de lo que es pasar necesidad, pero el toro hay que cogerlo a tiempo antes de que aparezca el hambre y de forma organizada, parece ser que eso no se entiende. Los que estamos organizados en C.T.A. estamos haciendo todo lo que está en nuestra mano y dando la cara. Parece ser que tendrán que ser más trabajadores lo que hagan lo mismo, para conseguir las cosas, de lo contrario seguiremos instalados en el hambre y la miseria, no teniendo dinero ni para atender las necesidades más básicas de nuestros hijos.        
                                        
Facebook: Coordinadora C.T.A. / Teléfonos: 687 48 53 48  y  626 76 86 74        C.T.A.