martes, 29 de septiembre de 2015


3 de Octubre, Día de Acción y 70 aniversario de la FSM ¡Todos a la calle!


Dada la coincidencia de la convocatoria del día de Acción de la Federación Sindical Mundial con motivo del día del Trabajo Digno con la celebración del 70º aniversario de la creación de la Federación Sindical Mundial, Combativa e Internacionalista, el próximo 3 de Octubre, la Federación Sindical de Clase llama a los trabajadores y las trabajadoras en el Estado Español a celebrar este aniversario y a reivindicar el derecho a tener una vida digna. Este derecho, vital para millones de personas, que  solo disponen de su fuerza de trabajo para poder vivir, viene siendo el blanco de los continuos ataques de la gran patronal (grandes empresarios y banqueros) lanza contra la clase obrera y amplios sectores populares.

Unamos nuestras voces y mostremos nuestra determinación en acción simultáneamente con nuestros hermanos y compañeros en todo el mundo, marchando con militancia por alimentos, agua, libros, medicamentos y vivienda para todos.

Una vida digna presupone que todos estos asuntos de los trabajadores sean resueltos. Vida digna presupone que las masas populares tengan trabajo estable, un bueno salario, buenas pensiones, seguridad social pública, educación gratuita y pública. Un presente y futuro dignos es tener trabajo estable conectado a su conocimiento.

Para el movimiento sindical reformista la consigna “trabajo decente” es sólo palabras; para la FSM “trabajo digno” tiene un contexto concreto.

Celebremos el 70 Aniversario de la FSM, Combativa Internacionalista, exigiendo la satisfacción de las necesidades básicas modernas de la población. Una demanda realista y aplicable, basada a las habilidades productivas de manos de obra calificadas, los recursos productores de riqueza, la riqueza natural y mineral y el desarrollo científico y tecnológico que se está extendiendo constantemente.

No hay ninguna razón por qué debe haber pobreza, guerras imperialistas, destrucción, el tormento, la explotación capitalista, la privatización de los bienes y recursos públicos, los hospitales y el sistema educativo, además de la voracidad despiadada de los pocos capitalistas con fines de lucro y los mecanismos y estados que apoyan todo ello, causando sufrimiento, la escasez, los altos precios y la contaminación ambiental.

En España, la OTAN está multiplicando su presencia militar, junto al incremento de tropas y armamento, la realización de ensayos generales de guerra por toda la geografía, no obedecen a ningún interés o beneficio de la Clase Obrera, muy al contrario el mismo tiene únicamente la finalidad de afilar las capacidades de expolio, masacre y rapiña. Los países subdesarrollantes (no son desarrollados, roban la riqueza y las capacidades de otros) sólo desean aumentar la Tasa de Ganancia de la explotación capitalista, y para ello no dudan en causar muerte, sufrimiento y necesidad a la Clase Obrera, nuestros hermanos, por todo el mundo. También debemos oponernos a que nos hagan cómplices de los verdugos y asesinos, luchando por la retirada de la OTAN del territorio español.

Las ganancias altas siguen existiendo y suben durante la crisis internacional capitalista, además de la competencia entre los capitalistas individuales o grupos capitalistas, las fusiones, el cierre de empresas e industrias, la transferencia de la producción a otros países con salarios más bajos o derechos laborales no existentes, la mayor explotación de las diversas partes de la clase obrera y el desempleo extremo en muchas partes del mundo. ¡Es nuestro futuro contra sus ganancias!

A pesar de las falsas manifestaciones de los gobernantes de turno (da igual las siglas que usen, el resultado siempre es el mismo) sobre la mejora en los datos del paro en nuestro país, lo cierto es que el nivel de desempleo se mantiene prácticamente inalterable, con ligeras subidas en periodos vacacionales e inmediatas y más severas bajadas a su terminación. No solo se pierden los precarios empleos temporales sino que se destruyen a marchas forzadas miles de puestos de trabajo con salvajes EREs auspiciados por reformas laborales que solo buscan mejorar las posiciones de los patronos en perjuicio de los trabajadores y trabajadoras, que ven como día a día pierden derechos, trabajos, salarios, etc. y como, cada día crece la precariedad, la sobre explotación, las posibilidades de acceder a una educación y sanidad de calidad, el derecho a unas pensiones dignas, ya sean por enfermedad o jubilación...

Ante este desolador panorama, solo podemos oponer la lucha más resuelta en defensa de derechos tan básicos y elementales como lo son el trabajo, el pan, la vivienda, la educación y la sanidad. En este aspecto, la labor y lucha de los sindicatos de clase cobra una especial relevancia. Alejándonos de las políticas pactistas de los domesticados sindicatos institucionales, cuyas cúpulas han sido corrompidas ,se nos presenta la tarea de aglutinar, coordinar y llevar a la práctica, aquellas acciones que permitan a los trabajadores y trabajadoras avanzar sus posiciones y ganar terreno en la defensa de tales derechos, no cejando hasta no alcanzar los objetivos fijados en cada momento. En esta lucha, el sindicalismo no debe de limitarse a la mera negociación de las condiciones de compraventa de la fuerza de trabajo y poco más, sino que ha de desplegar ante los ojos de la clase obrera todo el arsenal de acciones que el movimiento obrero, a lo largo de su historia, ha ido recopilando e incorporando a su acervo de lucha. En este aspecto, la huelga es quizás, con diferencia, el arma que más temen y odian los patronos. En el acto de la huelga, la clase obrera toma el control directo sobre la producción (en no producir, en este caso) y si puede mantenerla, obliga a los patronos a claudicar en sus posiciones. Por ello es, sin duda, la acción más encarnizadamente perseguida y criminalizada.

¡EL 3 DE OCTUBRE TODOS A LA CALLE!

¡VIVA LA FSM COMBATIVA E INTERNACIONALISTA!


http://www.unidaddeclase.org/   federacionsindicaldeclase@gmail.com