viernes, 25 de septiembre de 2015


Por la recuperación de los derechos arrebatados



El pasado 22 de Septiembre de 2015, CSU-Extremadura envió la carta que reproducimos mas abajo, dirigida al presidente de la Junta de Extremadura, solicitando el sometimiento a la aprobación de la Asamblea de Extremadura de una serie de reivindicaciones de restitución de algunos de los derechos arrebatados a los trabajadores en los últimos tiempos. Asimismo también le fueron enviadas cartas idénticas a todos y cada uno de los grupos parlamentarios que forman parte de la Asamblea de Extremadura.



Sr. Guillermo Fernández Vara – Presidente de la Junta de Extremadura
Presidencia de la Junta de Extremadura
Plaza del Rastro S/N
06800-Mérida - BADAJOZ


A los empleados públicos, al igual que al resto de trabajadores, se nos han impuesto una serie de sacrificios, restricciones de derechos adquiridos y reducciones de ingresos económicos especialmente sangrantes en los últimos años: aumento de la jornada laboral, reducción de días de libre disposición, eliminación de paga extra, reducción salarial en las bajas, incremento de la edad mínima de jubilación, cobertura de una mínima parte de las vacantes de puestos de trabajo, la sustracción continuada desde 2010 del 5% del salario y la posterior congelación de este, etc…

Todas estas agresiones se han intentado justificar por los distintos gobiernos por la existencia de un déficit público, generado por una inmensa deuda pública.
 
Pero esta inmensa e impagable deuda pública, cercana al 100% del PIB, ha sido generada, en primer lugar, por el llamado “rescate bancario”, es decir, por la ingente cantidad de dinero público que se le ha dado a los bancos, y también por el fraude fiscal de las grandes empresas, estimado en unos 80.000 millones de euros anuales, la insignificante imposición fiscal a las empresas y grandes fortunas, un 3% de media y un 1% a las SICAV, las enormes subvenciones y exenciones fiscales, abiertas o encubiertas, a la iglesia católica, partidos políticos, patronales y “sindicatos” del sistema, además de despilfarros y corrupciones varias.

En nada de ello tenemos responsabilidad alguna los trabajadores, por lo que tampoco tenemos ninguna obligación de contribuir a subsanar estos desmanes y apropiaciones ilegítimas de otras clases sociales o sus gobernantes.

En 2012, el anterior presidente de la Junta de Extremadura, José Antonio Monago, prometió restituir la paga extra a los empleados públicos con parte de los 240 millones de euros del impuesto bancario (que el gobierno central se apresuró a eliminar). Lo que realmente hizo fue ir adelantando la siguiente paga extra, por lo que los empleados públicos seguimos teniendo la “espada de Damocles” de encontrarnos algún día sin el abono de la paga extra y, en cualquier caso, de esos 240 millones de euros no hemos percibido estrictamente ni un céntimo.

Por todo lo expuesto anteriormente, desde la Central Sindical Unitaria de Extremadura (CSU-Extremadura) le solicitamos que someta a consideración de la Asamblea de Extremadura para su aprobación urgente e inmediata, con la consiguiente provisión en los presupuestos de la Junta de Extremadura las siguientes medidas:


 - Aprobación de un complemento extraordinario para los trabajadores de la Junta de Extremadura equivalente a la paga extra suprimida.

- Restitución del 5% del salario desquitado a los empleados públicos desde 2010.
 
- Restitución de la jornada laboral de 35 horas semanales.

Tenemos el convencimiento de que estas medidas, además de justas, son perfectamente asumibles y ejecutables si se tiene la voluntad política necesaria, y que si no se ejecutan es porque de quienes depende su aprobación defienden otros intereses sociales y corporativos que, desde luego, no son ni los de los trabajadores ni los del pueblo extremeño

A 22 de Septiembre de 2015.

CSU-Extremadura


Esta es una iniciativa que pondrá en un compromiso tanto al gobierno de la Junta de Extremadura como a las distintas fuerzas políticas que componen la Asamblea de Extremadura. Tendrán que pronunciarse de alguna manera, pero todos debemos tener claro que sin la movilización y organización de los trabajadores no se conseguirán avances significativos, ni se logrará recuperar los derechos sociales y laborales que de manera alevosa nos han sido arrebatados por los distintos gobiernos, tanto centrales como autonómicos. Desde CSU-Extremadura, con nuestros modestos recursos,  seguiremos peleando por la recuperación de TODOS estos derechos.

 
¡¡UNIDOS SOMOS FUERTES, ORGANIZADOS, INVENCIBLES!!