domingo, 6 de septiembre de 2015


Un ejemplo de Sindicalismo de Clase, que sí lo es


La Federación Sindical Mundial ha anunciado una misión de solidaria en Lugansk, Ucrania, para el próximo 22 de septiembre, en la que expresará la solidaridad de los 92 millones de trabajadores y trabajadoras que integran la FSM en 126 países, con el pubelo y la clase trabajadora en Ucrania.

Esta misión, encabezada por Paola Palmieri de la USB (Unión Sindical de Base) de Italia se reunirá con la Federación de Sindicatos de la República de Lugansk para expresar solidaridad internacionalista, apoyo en la lucha y darles la bienvenida a la FSM como nueva organización afiliada a la FSM, por la resolución del Consejo Presidencial de la FSM reunida en Ginebra, Suiza, el pasado junio.

La FSM ha expresado "su indignación sobre los crímenes y barbaridades de neofascistas en Ucrania" con declaraciones públicas, apelaciones, cartas de protesta y actividades internacionales, y ha dejado claro que "una gran parte de la responsabilidad de los crímenes en Ucrania es de EE.UU., la OTAN y la Unión Europea por apoyar y ayudar al Gobierno de las fuerzas neo-fascistas en Ucrania ".

La FSM denuncia que el Gobierno reaccionario de Ucrania, con el apoyo de poderosos intereses comerciales ha traído gran sufrimiento al pueblo ucraniano.

La FSM denuncia la violación de las libertades democráticas y políticas, como la persecución del Partido Comunista y de su actividad.

Las exigencias de la FSM son la solución pacífica del conflicto militar.


Toda la información en su fuente: http://www.wftucentral.org/solidarity-mission-of-wftu-in-lugansk-ukraine/