jueves, 17 de agosto de 2017


CC.OO. es hoy un sindicato amarillo





CCOO, Comisiones Obreras en España, es hoy un sindicato amarillo


Este artículo pretende dejar clara la realidad hoy del que fue un sindicato admirado por la clase obrera en todo el planeta. Para la FSM ya no es posible la recuperación de CCOO como sindicato de clase, y tampoco es recuperable ninguna de sus otras características que lo hicieron respetable en muchos países. Su transformación ha sido total e irreversible, por los intereses que se han creado en las personas de su burocracia dirigente.

Por ello firmamos este texto los tres dirigentes españoles de la UIS (Unión Internacional de Sindicatos) de PyJ (Pensionistas y Jubilados) de la FSM, Miguel Guerrero, José Mª Lucas y Quim Boix. Ver en ANEXO 1 algunos datos referentes a los autores.

Ahora explicaremos y aportaremos (verificables) los datos que nos llevan a esta triste conclusión, después de la gran transformación de un sindicato que era conocido como “sindicato comunista”. Hoy la parte más consciente y combativa de la clase obrera en el estado español ha abandonado a CCOO (a otros los han expulsado por ser coherentes luchadores y defensores de los derechos laborales frente a la explotación capitalista).

Para coger una posible “definición neutra” (aunque la neutralidad y la objetividad no existen), cogemos la de Wikipedia, que define así a un sindicato amarillo: 

<< Se conoce como sindicato amarillo o sindicato vertical a aquellos sindicatos que, siendo creados o controlados por los empleadores, responden a los intereses de éstos antes que a los de los trabajadores.1 También se ha aplicado a sindicatos reformistas que rechazan las acciones coactivas y contemporizan con el sistema político-económico en lugar de tener una actitud combativa.>>

Pues eso son hoy las CCOO, no lo crearon los empresarios (mejor palabra que “empleadores” que es la que usan en la OIT), pero sus dirigentes (después de Marcelino Camacho) lo han transformado en sindicato reformista. Evidentemente nos referimos a la globalidad o mayoría de los órganos decisorios del sindicato y por lo tanto a sus dirigentes y a las decisiones de los órganos de dirección, salvo, cada vez menos, excepciones que ya solo se dan a nivel de base y de empresa. 
Ver aquí el documento completo: