viernes, 23 de febrero de 2018


Sindicatos de clase se suman a la denuncia contra EE.UU.



DENUNCIA PÚBLICA

Los sindicatos de clase del estado español, abajo firmantes, hemos sido conocedores de que el gobierno de EE.UU. no ha querido conceder el visado de entrada a este país al camarada George Mavrikos, Secretario General de la FSM (Federación Sindical Mundial) que estaba invitado a asistir, en Nueva York, a las sesiones de la ONU del próximo mes de marzo.

George Mavrikos tenía programada una intervención ante la ONU y también debía participar como orador principal en la reunión sindical anual de las Organizaciones Sindicales miembros y amigos de la FSM que tendrá lugar el mismo mes en Los Ángeles, EE. UU.

Esta posición del Departamento de Estado de los Estados Unidos es antidemocrática y tiene como objetivo prevenir la acción sindical libre y el fortalecimiento del movimiento sindical militante de los trabajadores en los Estados Unidos. Al mismo tiempo, es una discriminación deliberada contra la FSM y contra su derecho a cumplir su papel dentro de las Naciones Unidas, un papel que ha tenido desde el año 1945. A los gobiernos de los EE. UU. no les gusta la firme línea anti-imperialista, anti-monopolista de la FSM, y piensan que a través de prohibiciones antidemocráticas detendrán su acción internacionalista en favor de los pueblos que luchan por decidir por sí mismos, de manera libre y democrática, sobre su presente y futuro. Pero nunca lo lograrán, no importa cuántas discriminaciones racistas y antidemocráticas hagan contra el movimiento sindical internacional militante.

La única respuesta oficial e inaceptable del gobierno imperialista de Trump fue: <<que la FSM debería solicitar estar exentos de “Terrorist Travel System”.>>

Estas acciones son provocativas e inaceptables. La FSM es una organización sindical internacional masiva, de clase, con 92 millones de miembros en 126 países del mundo. Desde su fundación, en octubre de 1945 hasta hoy, su historia es pública y conocida. Nunca ha sido servil hacia los imperialistas o las multinacionales. Ni ahora venderá su historia.

Al mismo tiempo, la prohibición al Secretario General de la FSM de entrar a los EE. UU. destaca una cuestión más. Cómo es posible que las Organizaciones Internacionales operen en los Estados Unidos, ya que su gobierno establece de manera arbitraria reglas antidemocráticas y restricciones arbitrarias sobre la expedición de visados. Estamos esperando con interés la posición de los servicios competentes de las Naciones Unidas sobre este tema, ya que los Estados Unidos prohíben la entrada del representante legal de la FSM en el país donde se encuentra la Sede de las Naciones Unidas.
Sobre la base de esta situación, pedimos que se otorgue un visado legal al Secretario General de la FSM y que paren todas estas discriminaciones contra los cuadros de la FSM.

Estado español, febrero de 2.018

SINDICATOS DE CLASE FIRMANTES:

Por orden de llegada de la firma:

Intersindical CSC, Catalunya
AST, Alternativa Sindical de Trabajadores
SOA-STA, Sindicato Obrero Aragonés - Sendicato d'os treballadors y treballadoras d'Aragón
CSC, Coordinadora Sindical de Clase
COS, Coordinadora Obrera Sindical - Països Catalans
IA, Intersindical de Aragón
FSOC, Frente Sindical Obrero de Canarias
CSI, Corriente Sindical d'Izquierda, d'Asturies
JUBIQUÉ?
CUT, Colectivo Unitario de Trabajadores, Zaragoza
COBAS, Sindicato Comisiones de Base
CUT, Galicia
CSU de PyJ, Pensionistas y Jubilados
FSC, Federación Sindical de Clase
STM-Intersindical valenciana (Sindicat de Treballadores i Treballadors del Metall).
Sindicato Andaluz de Trabajadores
IAC, Intersindical Alternativa de Catalunya
Sindicat de Persones Jubilades i Pensionistes, de Intersindcial valenciana
SAC, Sindicat de l'Administració de Catalunya
Confederació, Intersindical valenciana
Intersindical Canaria